fbpx

La vida tiene el sabor que tú mismo le pongas, ahora mismo, ¿tu vida es dulce, amarga o salada?

Si es dulce, es porque hoy elegiste como estilo de vida la diversión, sueñas sin poner límites, te expresas naturalmente y aprovechas tu creatividad… Eres un niño libre y feliz. ¡Eso me encanta!

Para ti, hay una noticia especial: cuando juegas y ríes, es más fácil conectar con nuestros ángeles y comprender sus mensajes, porque conectas con tu esencia natural y con la maravillosa energía que habita en tu corazón.

Si, por el contrario, hoy tu vida es amarga, es porque no estás vibrando en el amor, es decir; aún te falta experimentar el gesto de amor más puro y especial por ti mismo: El perdón.

Cuando tomas la decisión de perdonar(te), liberas el niño que hay en tu interior, le quitas las cadenas de dolor y sufrimiento.

Si tu vida es salada, es importante revisar qué te tiene vibrando en el miedo, porque no es que te cayó un bulto de sal, eso es una falsa creencia, que todo parezca derrumbarse en tu vida es por tu actitud, ¿Qué lentes elegiste esta mañana para ver el mundo?

Niños y Niñas, no más excusas para la diversión, el mejor momento es AHORA. Vuelve a reír a las carcajadas, baila, canta, salta, corre, comparte con tu familia y amigos un espacio en el que te rías desde tus entrañas.

Vamos todos a saborear la vida… ¿Me siguen?