Sobre mi niña

Desde siempre he creído en Dios, la virgen y los ángeles. De niña tuve un amigo imaginario llamado Rosario, mis juegos eran bastante especiales, tenía una emisora donde ayudaba a jóvenes con problemas de adicción y de relaciones de pareja, también jugaba a que ya era grande y tenía una fundación de niños sin hogar y les hacía eventos y les daba regalos en navidad; también cantaba, presentaba programas, siempre jugaba a comunicar.

Desde niña siempre he disfrutado mucho orar, más que rezar. Me sentía muy tranquila cada vez que lo hacía, era algo así como si mi corazón estuviera conectado a otro infinitamente grande.

En la adolescencia era muy conciliadora y recordé que utilizaba siempre el diálogo como forma de terapia para mis padres, por separado hablaba con ellos hasta encontrar la causa de una discusión, siempre en la conversación les preguntaba por su niñez. Era como si algo en mí supiera que el comportamiento del adulto estaba influenciado en gran parte por sus experiencias de niño.

Mi renacer

La misma dinámica del mundo, lo que aprendes para encajar y sobrevivir, te va desconectando de tu esencia y te vas metiendo en una película con diferentes escenarios y personajes, que de alguna manera vienen a proyectar nuestra realidad.

Esa situación a la que le llamo tocar fondo es maravillosa, y cuando en la orientación personal me dicen: estoy tocando fondo, yo les digo con una sonrisa en mis labios: ¡Qué bueno!

Cuando estaba enfrentando ese momento me parecía terrible, sentía que mi vida no tenía sentido, solo estaba bien mientras dormía. Hoy, miro atrás y agradezco con mi corazón esa etapa y la veo, como la oportunidad que me permitió renacer.

Yo creía que tenía una alta autoestima porque parecía una princesa, siempre estaba muy organizada, con una sonrisa en el rostro; sin embargo, fui comprendiendo que no me amaba porque dependía emocionalmente; mendigaba amor. Un día me levanté y elegí enamorarme de mí, sabía que era un proceso, pero estaba lista para hacerlo.

 

Cuando tú tomas una decisión con el corazón, la vida te pone en el camino las personas, los medios y las herramientas para tu despertar de consciencia. Empecé con un proceso de coaching y liderazgo y si bien logré sanar varias cosas, disfrutarlo, conocer personas maravillosas; al finalizarlo, sentía que debía ir a algo más profundo. Ahí es cuando empiezo a preguntarle a Dios por mis dones y talentos naturales, por mi propósito de vida, en ese momento aún trabajaba como Ingeniera en una de las ensambladoras de automóviles con mayor trayectoria en Colombia.  En mi interior había una voz cada vez más fuerte que me decía que no había venido solo a trabajar en una empresa como ingeniera, además que empecé a recibir señales. Le hablaba a Dios como cuando le hablas a tu mejor amigo y sí que se fue manifestando, me dio la posibilidad de conocer varias personas, entre ellas Angeólogas, clarividentes que fueron aclarando mis potencialidades hasta que identifiqué mi misión y mis talentos.

¿Ingeniera de Amor?

En 2016 elijo quitarme todas las etiquetas para presentarme como una Ingeniera de Amor, porque creo experiencias inspiradas en el ser, especialmente en ese maestro amoroso a quien yo llamo niño interior, adapto la teoría a las vivencias propias de cada persona, partiendo de que cada ser humano crea su propio mundo, tiene sus propias memorias, conceptos y experiencias.  Además, porque a través de una orientación personal o grupal, inspiro a las personas a ser ingenieras de su vida y a vibrar en el amor.

Todo lo que comparto sobre amor propio, relaciones de pareja, sanación de heridas emocionales, perdón y propósito de vida, tiene que ver con los aprendizajes vitales realizados a través de mi propia experiencia.

Me siento muy feliz de saber que eso que le pedía a Dios en mis oraciones desde niña, hoy hace parte de mi estilo de vida y es mi misión.

Siempre decía: Dios, hazme instrumento de tu paz y permíteme contagiar amor y alegría a todas las personas con las que interactúe

Sígueme en redes sociales

Sobre Bibi Correa

Certificada como terapeuta sanador cuántico angelical y AACP® Advanced Angel Therapy Practitioner by Doreen y Charles Virtue. Programa completo de coaching y liderazgo, maestría del ser, maestría campamento, gestión de proyectos, comunicación asertiva, trabajo en equipo, reiki I y II y participación como staff de entrenamientos de alto rendimiento de niños y adultos.

Información de contacto

+57 300 481 8727

bibicorrea@ingenieradeamor.com

Medellín - Colombia