fbpx
Cuando te perdonas, te liberas de ataduras y te das el regalo de abrazar tu existencia y decirle sí al amor puro e incondicional que mereces dar y recibir. Perdonar es un regalo para ti, porque te permites vivir en bienestar y sobre todo, es la certeza de que mereces atraer a tu vida amor real.

Perdonar es un gesto puro de amor, en especial por ti mismo y traigo una pregunta de Louise Hay que ilustra en su libro <<El poder está dentro de ti>>, ¿Prefieres tener razón o ser feliz?

Cuando tomas la decisión de perdonar, liberas el niño que hay en tu interior, le quitas las cadenas de dolor y sufrimiento.  ¿Qué sentido tiene castigar tu momento presente, por algo que hace parte del pasado?

Todo lo que vivimos son experiencias y solo tú puedes elegir ver la experiencia como un regalo o un aprendizaje. Elegir verla como una enseñanza y no como un castigo, te da paso a abrir la compuerta de la claridad en tu vida, para que logres comprender fácilmente, que todo lo que vives es una proyección de ti.

Normalmente, estamos pendientes de que la otra persona cambie para que nuestra vida sea diferente y este no es el camino del bienestar, porque todo cambio debe provenir de nuestro interior.

Libera a tu niño interior de toda culpa, de esos juicios que te castigan y comprende desde el amor, que todo lo que vives ha sido elegido por ti. La vida es tan perfecta, que nos permite relacionarnos con espejos que nos reflejan eso que pensamos de nosotros mismos.

Esas personas que decimos nos hacen daño, son maestros de aprendizaje, porque eso que vivimos como dolor, traición o frustración, son eventos que nos confrontan con nuestra realidad y solo cuando aceptamos y agradecemos, se transforma para nuestra evolución.

Desde mi propia experiencia puede decirte que el liberar a mi niña ha sido la mejor elección de mi vida, ahora vivo liviana, evitando culparme y culpar a otros. Estoy segura de que todo lo que he vivido ha sido maravilloso, incluso aquellos momentos de dolor que me permitieron enfrentar mis miedos e identificar mis sombras.

Seguro te debes estar preguntando ¿Cómo puedo agradecer el dolor, si aun no comprendo el aprendizaje? Te respondo como lo he hecho varias veces en orientación: Atención con el ego, que es el sistema de creencias basado en el miedo, esa parte de ti que te dice que es mejor tener la razón, que esperes a que el otro cambie y se arrepienta, que te demuestres orgulloso para que te respeten y valoren, que te hace pararte desde la posición de víctima y no te permite ser responsable de tu vida. El ego sencillamente te desconecta del amor incondicional, no te permite aceptar la realidad y por ende te separa del regalo que hay detrás de cada aprendizaje.

Todo esto para decirte que el ego te mantiene desconectado y evitara a toda costa que te conectes con el amor. Ten la certeza que el perdón es el camino de vuelta a tu yo esencial, porque en la esencia solo hay amor y de esta manera puedas abrir en tu vida la compuerta de la claridad y poder liberar a ese niño interior que te pide a gritos libertad.

Inicia tu día con la siguiente frase: Que la luz de Dios, me guie en el más grande acto de amor por mi 

Quiero finalizar con algunas frases de Un curso de milagros:

<<Todas las cosas obran conjuntamente para el bien>>. Si es un aprendizaje maravilloso, porque es una oportunidad de cambio y si es un regalo… Imagínate

<< La libertad es creación porque es amor. No amas a quien tratas de aprisionar>> Empieza por liberarte a ti, es amor propio.

<<Todos somos maestros de todos>>

Agenda
tu cita